Staff 2018-04-12T16:21:49+00:00

Nuestro Staff

Pablo Dipierri
Pablo DipierriEditor
Fue promotor de Río Estudiantil, vendedor de seguros en C&A y guitarrero a la gorra un verano. Su gran pasión es el fútbol y confiaba tanto que llegaría a primera que una vez hizo una apuesta en dólares a su compañero de banco en la secundaria. Ahora trabaja en Kamchatka para saldar esa deuda.
Luciana Glezer
Luciana GlezerEditora
Era trapecista cuando se preguntó por primera vez por qué abajo es abajo y arriba es arriba. Entonces, se dedicó al periodismo policial, dio apoyo escolar codo a codo con el olor a mugre, sirvió miles de copas de leche y hasta bailó en una murga. Cuando entendió El Kapital, dejó de hacerle upa a los caídos y empezó a tirarle piedras a los grandotes.
Emilio Ruchansky
Emilio RuchanskyEditor
Edita a tarascones, sin piedad. Es capaz de soltarle una barbaridad a un entrevistado con la delicadeza de los que esconden, bajo la forma, la faca del contenido. No habla de fútbol, no es de La Cámpora y tampoco militó en el PTS pero ya plantó un libro y se fumó un árbol.
Carlos Romero
Carlos RomeroEditor
Dicen que es un buen marcador central. Lee libros largos a velocidad crucero y elabora mentalmente un sumario periodístico cada 5 minutos. Es docente en la Universidad de La Matanza pero fue subeditor de Tiempo Argentino y redactor jefe en Revista Veintitrés. Kamchatka le dio revancha y él se puso la camiseta.
Facundo Baños
Facundo BañosRedactor
Es el cronista que toda redacción necesita. Entusiasta, incansable y apasionado, puede salir a la calle y volver antes del cierre para tipear 4 mil caracteres en media hora. Cuervo visceral, no termina de decidirse entre las delicias de Gorosito o la épica de Ortigoza.
Fernando Braga Menéndez
Fernando Braga MenéndezRedactor
Fue tuitero antes que se les ocurriera la idea de esa plataforma a sus creadores. En dos patadas, saca un eslogan; en dos minutos, una nota. Tiene más capacidad que Google para linkear la letra chica del envase de un producto con la guerra de Crimea o los buques chinos a los que teme Estados Unidos.
Martiniano Cardoso
Martiniano CardosoRedactor
Se irrita fácil en las reuniones de sumario porque la redacción tiene más cumbia que ortodoxia peronista. Puntilloso en sus críticas, curte la onda de Jack Black en School of Rock con los imberbes de la sección Política. Tiene un par de tíos periodistas y una musa que lo llena de paz.
María False
María FalseRedactora
Es un agente encubierto. Bello y enigmático, su presunto rostro sólo se conoce por sus contactos vía mail pero su talento refulge en la información de esta revista en el plano político. Tiene el mundo entre ceja y ceja y el logo de Kamchatka, tatuado en el omóplato izquierdo.
Marina Glezer
Marina GlezerRedactora
Es actriz desde que nació. Una vez le tocó viajar desde el Polo Norte para cruzar el desierto en menos de una semana. Fue hermana del Che Guevara pero se ganó un Cóndor de Plata como prostituta adolescente de Constitución. Toca el ukelele y encuentra los bemoles más hermosos en las entrevistas que hace para Kamchatka.
Leticia Martínez
Leticia MartínezRedactora
Nació en Bragado pero se crió en la pirámide invertida de la sección Internacionales para dolor de cabeza de su padre. Tan incisiva como diplomática, acredita más amigos en las embajadas de países emergentes que cualquier funcionario de Cancillería. Es políglota y ya dio una vuelta al mundo en bicicleta pero la deslumbra el verso de los vendedores en el subte.
Federico Palmieri
Federico PalmieriRedactor
Es uno de los más reflexivos del equipo. Cuando retumban puteadas en el vestuario, manda un mensaje de WhatsApp con un poema y la olla descomprime. No se siente periodista pero escribe con la fuerza de una locomotora que embiste de lleno. Entró por la página 34 y se quedó para saltar de sección en sección.
Horacio Ríos
Horacio RíosRedactor
Fue custodio de Rodolfo Galimberti una semana, hizo un banco con Paco Urondo y tiró sus primeros tiros mientras escribía crónicas para El Descamisado. Último peronista bochinchero de redacciones como las de Crónica y Noticias Urbanas, gatilla palabras para no perder la costumbre y cultiva una memoria de pasquines y choripanes.
Lucía Ríos
Lucía RíosRedactora
Siempre fue una esponja. Bailarina por antonomasia, dio clases de tap y danza jazz y medía sus horas en corcheas. La militancia política la sorprendió con talleres de macramé, malabares y la operación técnica en una radio barrial. Tiene una foto con Néstor Kirchner y otra con Cristina Fernández. En Kamchatka, escribe sobre cosas estrafalarias.
Martín Rodríguez
Martín RodríguezRedactor
Es poeta y conoce de cerca a muchos dirigentes políticos que fueron secretarios de Estado u hoy son diputados. Enfático, claro, provocador y creativo, juega de wing en Kamchatka porque es explosivo con pelota dominada y peligroso cuando abre la cancha.
Sandra Russo
Sandra RussoRedactora
Es la que mejor escribe de todo el staff. Le propusieron que se sumase a esta aventura cuando Víctor Hugo Morales se quedaba sin espacio en Continental y la prensa canalla seguía ensañándose con 6, 7, 8. Precisa y elegante, su pluma enorgullece a impulsores y lectores de la revista.
Valentina Sheridan Assad
Valentina Sheridan AssadRedactora
Es la más joven del staff y le pide permiso a las palabras para tipearlas porque, antes que periodista, es una mujer transparente en medio de una turbamulta bohemia. Cuando era chiquita, pensaba que ser zaguero central era jugar de panelista en TV por culpa de Ruggeri.
Augusto Taglioni
Augusto TaglioniRedactor
Es un animal del periodismo. En su casa, guarda una teletipo y corta cables de madrugada para ver si China o Rusia se reviraron o si un misionero sefaradí descubrió la existencia de Corea del Centro. No cree en Dios pero asegura que Independiente es una salvación geopolítica.
Abelardo Vitale
Abelardo VitaleRedactor
Es hincha de Racing y todos lo respetan por eso. Además, escribe con la frontalidad de los que se agarraban a piñas por un gol en contra en el potrero. Cuando le ofrecieron un lugar en la redacción de Kamchatka, evaluaba una propuesta inconfesable para que el pibe Bou siguiera jugando en el Cilindro de Avellaneda pero desistió por falta de tiempo.
Juan von Zeschau
Juan von ZeschauRedactor
Peronista empedernido, militante irreverente, intelectual irrecuperable. Cayó en Kamchatka por narrar historias que trascendían la península y se esparcían por el continente con la curiosidad que los nombres de guerra despiertan en los soldados de carne y hueso. Es un refugiado político en la redacción.
Leo Baez
Leo BaezArte y Diseño
Web
Conoció al delincuente que lo convocó para esta epopeya en segundo grado. Compartieron mucho más que el barrio, el Family Game y las primeras borracheras. Se reencontraron entre las góndolas de un supermercado, cuando uno de los dos trabajaba de repositor y el otro fracasaba igual que siempre. Es el mago atrás de las palabras en cada edición.
Eduardo Fisicaro
Eduardo FisicaroFotografía
Web
Tiene fotos polémicas de las peñas secretas donde se pergeñó esta revista. Generoso e inquieto, siempre está listo para el retrato urgente de la nota que sale de sopetón. Canta con los ojos y baila chacareras con su equipo al hombro. Es el inventor de la selfie.
Matías García
Matías GarcíaFotografía
Web
Madruga hace tanto tiempo que colecciona fotos de amaneceres en una computadora con disketera. Trabaja con sigilo en las coberturas y puede volver a la redacción con la imagen de dos moscas haciendo el amor en la ventana de un bar porteño, en plena movilización popular. Fue más veces a Japón que a la costa atlántica y le apasionan los cursos de oficios en extinción.
Ezequiel Pontoriero
Ezequiel PontorieroFotografía
Web
Inquieto, creativo e implacable con una cámara, siempre atrapa el gesto que caricaturiza a las bestias que la van de príncipes o carmelitas. Trabajó en DyN hasta que sus patrones se tomaron el palo y dejaron a sus compañeros en banda pero, como le sobra conurbano y tiene el lente lleno de calle, la intemperie posa para él con atrevimiento y le regala fotos que nadie consigue.
Franco Roggero
Franco RoggeroFotografía
Hombre de pocas palabras pero intrepidez en las coberturas peligrosas. Cultiva la destreza de disparar sin flash mientras su cabeza zoomea lo que percibe por el rabillo del ojo. Como puede estar en varios lugares al mismo tiempo, logra escabullirse hasta la cocina de las tertulias por si llega la hora de los bifes. No le teme a la carne porque es vegano.
Natalia Rovira
Natalia RoviraFotografía
Su flash es una luz al otro lado del Río de la Plata y se subleva al compás de los susurros que cruzan de Buenos Aires a Montevideo, y viceversa. Baila candombe y parece mulata pero es rubia y engulle el celeste de sus ojos en la cámara con desparpajo. Los uruguayos aseguran que ceba mates tan ricos que los porteños declinan su fanfarria cuando agarra el termo.
Néstor Aranda
Néstor ArandaIlustrador
Laborioso al mango, agitador nato y bonachón. Se sumó al bote cuando los impulsores remaban ya la cuarta edición y se ganó el respeto de todos a fuer de compromiso y voluntad. Vende libros 24 por 7 y dibuja de madrugada. Una vez, casi logra que toda la redacción vaya en cana porque se negó a pagarle a un tachero que lo paseó por toda Capital Federal antes de llevarlo a un asado en el último rincón de nuestra península.
Javier Guaglianone
Javier GuaglianoneIlustrador
De trazo fino y dedicación extrema. Sus ilustraciones son exquisitas y su fanatismo por Huracán, un tratado filosófico. Solidario y talentoso, funge de conector social entre diversas experiencias editoriales para sinergiar el esfuerzo y potenciar resultados.
Rep
RepIlustrador
Web
Otro consagrado que enaltece las páginas de Kamchatka y logra que todo el continente vuelva la vista hacia el rincón del mapa, preguntándose cómo se banca el peso de tantos gigantes una península sin más recursos que un volcán informativo y la rusticidad política. A lo mejor, Gaspar el Revolu contestó esa pregunta en Página 12 hace mucho pero su creador a menudo busca nuevas respuestas y esta revista es su hoja en blanco.
Pablo Roldán
Pablo RoldánIlustrador
Web
Puntano de nacimiento, el extraño derrotero de sus inquietudes estéticas lo llevó hasta las tribunas de Excursio. Descubrió que podía bancarse la vida con su imaginación al despertarse de una siesta en la secundaria, tras un sueño donde pungueaba celulares en Cabildo y Juramento. Artista al estilo de Tarkovski, pero sin petulancia alguna.
Mariana Megías
Mariana MegíasRedes Sociales
Ordenada, prolija y previsora, es de las pocas que sistematiza algo de la poética que erupciona en la redacción todas las semanas. Fumaba tanto que no se asustó cuando le advirtieron que las peleas de cada cierre entre los editores de esta revista sería más nociva que el tabaco. Incluso en campo yermo, encuentra rosas entre las piedras.