Paraguay: el gobierno decidió  restablecer su embajada en Israel a Tel Aviv

Por Augusto Taglioni
@augustotaglioni

El Gobierno paraguayo trasladó su embajada en Israel, en una apuesta por la convivencia de ese Estado y su par palestino, pero se desató un conflicto diplomático.

“Cada pueblo que le dio la espalda a Israel la pagó muy caro”. Así termina el tuit del ex presidente de Paraguay, Horacio Cartes, luego de conocer la noticia que confirmaba la decisión del gobierno de Mario Abdo Benítez de dar marcha atrás con la decisión de trasladar la embajada de su país en Israel de Tel Aviv a Jerusalén.

La iniciativa de Estados Unidos de reconocer Jerusalén Este como capital del Estado de Israel desató el enojo de los países musulmanes y se metió de lleno en la discusión sobre la coexistencia pacífica del Estado israelí con el palestino. En ese contexto, la Cancillería de Paraguay informó que “de conformidad al Artículo 143 de la Constitución Nacional, la República del Paraguay, en sus relaciones exteriores, acepta el derecho internacional y se ajusta a principios. Históricamente, ha apostado por el multilateralismo, y como miembro fundador de las Naciones Unidas, siempre ha exteriorizado su soporte al rol de dicha organización para lograr por medios pacíficos el ajuste o arreglo de controversias o situaciones internacionales, de conformidad con los principios de justicia y del derecho internacional”.

En ese sentido, continúa: “el conflicto israelo-palestino ha tenido la atención de las Naciones Unidas desde sus inicios. Al respecto, la República del Paraguay se ha adherido con consistencia a la visión de una región en la que dos Estados democráticos, Israel y Palestina, vivan uno al lado del otro en paz y dentro de fronteras seguras y reconocidas, conforme al criterio plasmado en numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

Revista Kamchatka conversó con Magdalena López, coordinadora del Grupo de Estudios sobre Paraguay (GESP) en el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe de la UBA, quien afirmó que “para entender la decisión de Abdo hay que entender la de Cartes”. “Cartes decidió mudar  la embajada de Tel Aviv a Jerusalén cuando EEUU invitó o presionó a sus aliados regionales a hacerlo”, explicó, y agregó: “hubo pocos países que aceptaron, Paraguay fue uno, Guatemala el otro”.

A su vez, la investigadora de CONICET explicó que “EEUU es un socio comercial importante para Paraguay pero, por sobre todo, para las empresas de Cartes”. Por último, López consideró que “fue una decisión desacertada, que no fue consultada ni con el parlamento ni con el gobierno entrante”. “Aunque no es una obligación del gobierno consultar al parlamento en decisiones que atañen a las Relaciones Internacionales, hubiese sido visto de buena manera que lo discuta con su partido, aunque sea un debate partidario más que parlamentario”, enfatizó.

El comunicado oficial culmina diciendo que “la República del Paraguay reafirma su vocación de mantener excelentes vínculos de amistad y cooperación con los Estados de Israel y Palestina, basados en principios y valores compartidos”. De esta manera, como respuesta al cambio de postura del gobierno paraguayo, Israel anunció que cerrará su Embajada en Paraguay. “El primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha instruido al Ministerio de Asuntos Exteriores para que cierre la Embajada israelí“ en tierra guaraní, informó en un comunicado Exteriores, cuya cartera encabeza el propio Netanyahu.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Luis Castiglioni, opinó que la decisión de Cartes había sido “visceral”, abriendo una interna dentro del Partido Colorado que habrá que esperar dónde termina. Por su lado, el Canciller palestino, Riad al Malki, anunció que se pondrá en contacto con su homólogo paraguayo para iniciar los preparativos y poner en marcha “los mecanismos adecuados” para abrir la embajada, según informó la agencia oficial de noticias Wafa.

2018-09-06T14:44:42+00:00 6 septiembre, 2018|II, Política|