Elecciones en Brasil: Haddad se encamina a un posible ballotagge con Bolsonaro

Por Sebastián Mangini
@Seba_Mangini

Según la encuestadora Ibope, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) se mantiene a tan sólo 9 puntos porcentuales por debajo de Jair Bolsonaro, quien registra un ligero crecimiento de 2 por ciento en intención de voto. La creciente polarización parece indicar que el electorado brasileño deberá definir presidente en una segunda vuelta entre el Partido Social Liberal (PSL) y el PT, mientras el candidato de ultra derecha comienza a instalar las versiones de un posible fraude.

Los últimos sondeos plantean un escenario que podía vaticinarse desde la inhabilitación del ex presidente Luiz Inácio Lula Da Silva a participar de la contienda electoral del próximo 7 de octubre. Si bien Jair Bolsonaro lidera las encuestas con un 28 por ciento de intención de voto, Haddad se perfila en segundo lugar con el 19 por ciento, a tan sólo 10 días de confirmada su candidatura.

Aunque “desconocido” para la mayor parte del electorado, el fugaz crecimiento del ex alcalde paulista resonaba como un panorama posible ante el impedimento del líder petista de participar en los comicios. Por un lado, el fenómeno es generado por la “lulización” de la campaña y la transferencia de votos a Haddad luego de ser ratificado como sustituto de Lula y, por el otro, el rechazo que generan las violentas expresiones del militar retirado en el resto del electorado, que alcanza un margen superior al 40 por ciento.

Más lejos y con escasas posibilidades ante un escenario que tiende a polarizarse, se ubican el candidato de centro izquierda, Ciro Gomes, con un 11 por ciento de intención de voto, la ambientalista Marina Silva con 7 por ciento y el candidato preferido del mercado, Gerardo Alckmin, con apenas 6 por ciento. En caso de que ninguno de los candidatos alcance el 50 por ciento de los votos en primera vuelta, Brasil deberá definir su futuro presidente el 28 de octubre entre los dos postulantes favoritos.

En tanto, imposibilitado de participar de actos públicos hasta después de la fecha de las elecciones, Bolsonaro deslizó, sin pruebas, la posibilidad de un fraude como un “plan B” del PT. “En la segunda vuelta, el mayor temor no es perder la votación, sino perder por fraude”, aseguró el ex militar desde el nosocomio donde se encuentra internado en Sao Paulo, después de ser apuñalado en el abdomen en medio de un acto de campaña.

De mantenerse la tendencia, Bolsonaro y Haddad serán quienes disputen la presidencia de Brasil el próximo 28 de octubre, y deberán ajustar sus campañas en un plazo de tres semanas para lograr capitalizar los votos restantes. Según los sondeos, un balotaje dejaría afuera al ex capitán del ejército en todos los escenarios.

2018-09-24T08:54:37+00:00 24 septiembre, 2018|II, Política|