Los bonaerenses, más endeudados que nunca

María Eugenia Vidal cuadruplicó los pasivos de la Provincia

Por Luciana Glezer
@lucianaglezer

Un informe sobre el endeudamiento bonaerense bajo la gestión cambiemita enciende todas las alarmas.

Foto: Ezequiel Pontoriero

El informe de Deuda Pública de la provincia de Buenos Aires realizado por Martín Di Bella y Fernando Álvarez resulta contundente. “El principal motivo de alerta de este nivel de deuda es que el 80 por ciento está nominado en moneda extranjera”, comentan los investigadores.

El promedio hasta el 2011 fue del 40 por ciento. El 2015 cerró con una composición de deuda en moneda extranjera por debajo del 58 por ciento. En total, la deuda nominal se incrementó un 350 por ciento.

A partir de los datos, Silvina Batakis, ex Ministra de Economía de la Provincia de Buenos Aires, explicó: “La velocidad de endeudamiento en la provincia de Buenos Aires fue más vertiginosa que la velocidad de endeudamiento del Gobierno nacional”.

La deuda total de la provincia de Buenos Aires ascendió a $474.431 millones. Pasó de representar del 41% del presupuesto provincial en 2015 a casi el 70% del presupuesto al cierre del 2018.

Al Gobierno provincial, así como al nacional, se le cerró la canilla del financiamiento externo. Por eso, las últimas grandes operatorias de deuda datan del año pasado.

Las tasas, que definen el costo que la Provincia paga por endeudarse, subieron más de 30 puntos porcentuales. En diciembre de 2018 no le quedó otra que recurrir al fondo de garantía se sustentabilidad de la Anses, por una cifra mayor a los 28 mil millones de pesos. “Vidal financió el desastre económico que generó en la Provincia con dinero de la ANSES, aunque asumió diciendo que nunca lo harían. Son unos mentirosos. Y encima tienen a los jubilados pasando su peor momento en años. Se les tendría que caer la cara de vergüenza”, describe la senadora Teresa García

A diferencia del Ejecutivo nacional, el bonaerense no se hace de las divisas que se liquidan por exportaciones, ni puede recurrir al FMI. La recaudación, su único ingreso, cedió 12 puntos porcentuales respecto a la inflación. A las claras, poca capacidad de maniobra para hacer frente a los próximos compromisos de deuda que aumentan ante el mínimo movimiento devaluatorio.

El escenario económico de la provincia evidencia una fragilidad aún más extrema.

2019-04-08T17:32:36+00:00 8 abril, 2019|Economía, II|