La fiesta de unos reyes plebeyos

Por Martiniano Cardoso
@MCardumen

Ellos son Tifa Rex, Nica Rex y Juanchy Manchi, baterista y guitarristas de Los Reyes del Falsete, respectivamente. Se trata de una banda que, si bien pertenece a la nueva movida rockera, tiene un largo trayecto recorrido y el sábado 21 de septiembre se presentarán en el teatro Margarita Xirgu para festejar los diez de La Fiesta De La Forma, su primer disco. El tiempo ha pasado y una tarde de invierno deciden charlar con Kamchatka y hablar de varios temas que se encuentran en el tapete del mundo del rock argentino actual. La excusa es el show, su historia el hilo conductor.

-¿Qué recuerdan de las primeras épocas de la banda y de la grabación del primer disco?

Nica: Justo a la tarde nos estábamos acordando que, cuando comenzamos a tocar, en algunos bares al Tifa no lo dejaban entrar. Éramos bastante pendejos.

Tifa: Recuerdo el calor que hacía en el estudio que grabamos el disco, no tenía luces y entonces grabábamos a oscuras. Nos juntábamos todo el tiempo con El Mató A Un Policía Motorizado y los 107 Faunos. Laptra y Triple R pusieron su sello como una cuestión conceptual. Ningún sello hizo “nada concreto” por ese disco, pero nosotros queríamos formar parte de esa pandilla.

Nica: Yo recuerdo la energía de tener 20 años y llevarnos el mundo por delante. Mucha euforia. Hay un video de una gira en el sur, que fue una de las primeras que hicimos, en el que estábamos tocando a las 9 de la mañana y zapando todo del tiempo. Ir a tocar era la excusa para juntarnos con todos nuestros amigos, subirnos a una camioneta y cada vez que hacíamos una presentación caíamos quince personas y solo tocábamos tres.

Tifa: Y sobre todo, en esa edad la banda se volvió como un “polo de concentración” de joda. Muchas veces era “la excusa para…”. La excusa para emborracharnos, para ir a La Plata, para ir a Capital. Para nosotros era toda una aventura venir a Capital.

Nica: Eran como mini vacaciones de fin de semana. Además, a lo largo del 2008 hicimos un montón de canciones que terminaron estando en todos los discos siguientes a La Fiesta, incluso en el que ya grabamos y todavía no va a salir.

Juanchy: Ese sería para mí el lado positivo. Yo siento que, ahora, la diferencia es que yo escucho el disco y pienso: “Uy, qué desafinado que está, qué mal afinadas están las guitarras, la voz.”

Nica: Hace un mes escuchamos la Fiesta de la Forma para prepararnos para el show y hubo cosas que nos encantaron y otras cosas que dijimos “Uh, que garrón”.

Juanchi: Yo creo que el disco estaba cargado de una sensación, que era que la primera vez que íbamos a hacer un trabajo de estudio que veníamos experimentando como grupo de amigos y eso también generaba cierta electricidad y ansias de hacer las cosas con métodos totalmente ilógicos de grabación. Era porque queríamos retratar de alguna manera todo ese momento que estábamos viviendo en una grabación con técnicos amigos. Yo creo que estaba muy inundado de eso.

-Generalmente la grabación de un primer disco está llena de anécdotas, historias e inconvenientes. ¿Cómo fue?

Tifa: Grabamos todo el disco en vivo, inclusive los solos de guitarra, algo que después nunca volvimos a hacer, las voces también las grabábamos juntos. Porque en esa época estábamos obsesionados con que La Fiesta… fuese una foto exacta de lo que nos estaba sucediendo en ese momento.

Nica: Nuestro productor de ese entonces nos decía “están haciendo una locura”. Y con el tiempo nos dimos cuenta que tenía razón. Hoy escuchábamos en una radio Mi chica (una canción de ese disco) y dura… ¡Siete minutos! El tema arranca a los dos minutos y ahora nos preguntamos “¿Por qué hicimos eso?”.

Tifa: Claramente no había mucha idea de cómo hacerlo, no lo habíamos pensado. Se fueron sucediendo las cosas. Nosotros ensayábamos en el estudio Quinto y el pibe que atendía la sala era nuestro amigo, tenía su propia banda, tocábamos juntos y él estaba con la idea de convertir una de sus salas de ensayo en un estudio. Entonces nos dijo: “Ustedes son la banda que hace más tiempo que ensaya acá, por lo tanto me gustaría que su primer disco lo grabáramos acá”.

Nica: Y tanto él, como Ray Fajardo, al cual admirábamos, se coparon para producirnos el disco. Y ellos probaron la sala con nosotros y nosotros probamos la sala con ellos.

Tifa: Fue un experimento mutuo que tuvo sus bemoles y su parte positiva.

Juanchy: En esa escuchábamos cosas muy heterogéneas. En nuestros principios de banda teníamos tres corrientes muy diferentes de música. Para nosotros esos pilares eran lo electrónico, el pop y el rock. Recuerdo que para ese momento yo estaba escuchando muchos discos de Almendra, de rock nacional de los setenta…

Nica: Y muchas personas nos decían que le recordábamos a ese sonido y, gracias a eso, llegamos a Litto Nebbia.

-Eso mes lleva a preguntarles cómo se produce la conexión entre Nebbia y ustedes.

Juanchy: Litto hizo un festejo por los cincuenta años de su primer disco y él dice que soñó que nosotros cantábamos. Entonces, se levantó a las cinco de la mañana, esperó a que nosotros nos despertáramos y nos llamó. Cuando nos lo ofreció, dijimos sí de inmediato y terminamos grabando cinco discos en un año.

Tifa: Para que te des una idea, nosotros tardamos cuatro años en hacer un disco y con Litto hicimos cinco en uno. Eso habla mal de nosotros y muy bien de Litto.

Nica: Una vez le dije: “Litto, estoy haciendo unos temas, pero no termino de encontrar la voz y me cuesta la composición.” Inmediatamente se sentó conmigo en el piano, trajo su IPAD y lo grabó. Acto seguido comenzó a decirme: “¿Puedo escribir la letra para este tema? ¿Te parece si cambiamos esto acá? Y de golpe estábamos componiendo juntos. Un flash. Él todo tiempo quiere hacer eso, tocar canciones y meterse en ese mundo. Y creo que a nosotros también nos vino muy bien en un momento en el cual él se convirtió en una suerte de “Gurú” nuestro.

Juanchy: Nosotros éramos muy fanáticos de los dos primeros discos solistas de Litto antes de conocerlo. Y después de conocerlo, nos hizo entrar en su inmensa obra. Y en ese sentido, el rol que ocupó para nosotros de “Gurú musical espiritual” nos sirvió mucho porque fue como: “Ah, mira, este tipo hizo todo lo que quiso, es exitoso, no es un reventado, es un tipo inteligente con el que podés hablar de libros, películas, series…”.

-Con tantos años tocando, ¿cómo ven y cómo fueron sintiendo los cambios en la movida indie?

Juanchy: Se habló mucho sobre el efecto post Cromañón y a nosotros mucho no nos afectó porque nosotros no tocábamos antes de Cromañón. Nuestra realidad fue ya post.

Nica: Tocábamos en cualquier lado, casas, fiestas…

Tifa: La Plata era nuestra meca. Preferíamos ir a La Plata que a Capital e íbamos siempre, tocáramos nosotros o fuéramos a ver bandas. Quedarnos a dormir a allá… Estábamos todo el tiempo en la ciudad de las diagonales.

Juanchy: Esa época fue hermosa.

Tifa: Y pasaban cosas como que nos hiciésemos amigos del Gato de los 107 Faunos y nos recomendase escuchar a Shaman Herrera.

Nica: Al Gato lo conocimos por MSN, lo invitamos a Adrogué, él después nos invitó a La Plata y fue amor a primera vista.

Tifa: Y toda esta movida fue pre redes. ¡Yo me acuerdo cuando nos hicimos el Facebook de Los Reyes! ¡Teníamos Fotolog! Y eso produjo una relación entre las bandas arriba y abajo del escenario. Así se “creó” la escena. Cara a cara.

Nica: Tampoco nosotros fuimos integralmente “parte de la escena”.

Tifa: Siempre nos gustó mostrarnos como “la oveja negra”.

Nica: Siempre nos sentimos un poco ajenos, así que en ese sentido creo que siempre estuvimos “ahí” y siempre buena onda con todos, pero al mismo tiempo “no del todo”. Para bien y para mal.

Tifa: Es difícil para nosotros verlo hoy, incluso a la distancia.

Juanchy: Nuestra búsqueda en sí exige vernos diferentes a los demás.

-Finalmente, ¿qué se puede esperar para el 21 de septiembre?

Tifa: Siempre que presentamos disco lo hacemos de principio a fin y esta vez nos pareció que no era una de esas oportunidades. Vamos a tocar todas las canciones mezcladas y desordenadas. Con muchos invitados, muchos amigos. Va a ser el show más largo de nuestra carrera. Una verdadera fiesta de la Forma.

2019-09-17T19:18:03+00:00 17 septiembre, 2019|Cultura, II|